The Amanuensis [2014] / Monuments

Aún me acuerdo cuando caté por primera vez a Monuments. Last.fm me lo vendió como un “artista similar” a Tesseract y, la verdad, no andaba muy desencaminado. Aunque como pude comprobar después, se mueven en registros algo diferentes: más próximos al Math Metal de Textures o al Djent melódico de Periphery, los ingleses Monuments pegaron el pelotazo con Gnosis (2012) un disco de excelente Math Metal, casi Djent en muchas ocasiones, muy rápido, contundente y agresivo. Fue toda una sorpresa, la verdad, y siempre que puedo recomiendo pegarle una escucha a ese primer disco que firmaba un debut muy prometedor y lleno de buenas ideas para su futuro. Dos años después, ha llegado el momento de comprobar si han limado los (pequeños) defectos de Gnosis (2012) y de catar lo nuevo de Monuments: The Amanuensis.

The Amanuensis

Y la respuesta es sí. Desde el comienzo, se nota que es una propuesta diferente de su debut. Si el primero era un disco frenético y que apenas dejaba respirar, aquí han querido tomarse las cosas con más calma, explotar mejor la vertiente melódica que apenas se dejaba intuir en un disco tan agresivo como Gnosis (2012). Según le das al play, el primer pensamiento que vino a la mente fue “estos tíos han cogido a Tesseract y a Periphery y han tenido un hijo con ellos“. Y no iba tan desencaminada la cosa, aunque eso no significa que sea una copia de algo ya hecho. Ni muchísimo menos. Monuments es un grupo con un gran carácter que, poco a poco, va construyendo otra faceta de su propia personalidad con The Amanuensis (2014), que sabe coger lo mejor de su entorno y explotarlo en su favor de una manera original.

Y la verdad es que este disco gana en elegancia y melodía con respecto a su anterior, pero aunque haya una mayor predominancia de la melodía, a la vez sabe muy bien soltar a la bestia en los momentos precisos, a través sobre todo de una voz que ha mejorado bastante, que ofrece una cara más melódica y mas relajada que en su primer disco pero sin perder ni un ápice de la mala hostia que demostraba anteriormente.Y lo han sabido aprovechar de la mejor manera posible, construyendo temas más variados y bastante más dinámicos (Origin Of Escape) que en el disco anterior, que no dan la impresión de que todo se ha compuesto de corrido. Gnosis (2012) daba la impresión de estar en una carrera y no poder detenerte en ningún momento y aquí la máquina se ha relajado un poco más para ofrecer temas más redondos. The Amanuensis (2014) juega mejor con la dualidad de la melodía y la contundencia (Horclux, Garden of Sankhara) pero que no se olvida de meter caña cuando debe (The Alchemist, Quasimodo, I, The Destroyer) sin contemplaciones. Los puntos fuertes de este disco giran en torno a la fusión de su vertiente más agresiva, que ya desplegaron con toda su furia en Gnosis (2012) junto con la explotación de la vertiente más melódica que han redescubierto para convertirla en la columna vertebral de The Amanuensis (2014).

A pesar de moverse en un terreno Math Metal, con varios toques de Metal técnico y progresivo muy bien tirados, dentro de la nueva propuesta de Monuments también tienen sitio los riffs puramente Djent (Quasimodo, I, The Destroyer) donde, vuelvo a repetir, la voz es lo que más ha ganado en este nuevo disco: bien encajada, contundente y agresiva a veces y, en el plano melódico, brillante y poderosa en otras. La producción, en esta ocasión, es bastante mejor: todo suena como debe sonar, de manera ordenada, con potencia pero sin llegar a chirriar, con contundencia y bastante más refinada que su primer disco, donde a veces se tenía la impresión de que la Loudness War libraba una de sus batallas más intensa en Gnosis (2012).

En resumen, Monuments pueden descansar tranquilos puesto que la máquina sigue a pleno rendimiento: The Amanuensis (2014) presenta la mejor versión hasta la fecha de Monuments, centrados, directos, dentro de un disco más variado y conjugando mejor todos los elementos que hicieron grandes a su primer album. Vuelvo a insistir: Gnosis (2012) sigue siendo una propuesta muy digna, la versión más agresiva de Monuments condensada en un mismo espacio, pero para saber qué les ronda la cabeza, qué camino es el que definirá su futuro, sin duda The Amanuensis (2014) es una apuesta segura. Buen provecho.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: